include_once("common_lab_header.php");
Excerpt for La Cárcel de Chari by , available in its entirety at Smashwords













La Cárcel de Chari



Fernando M. Cantos





ROSARIO RODRIGUEZ MUÑOZ (LA CHARI)



LAS MALÉVOLAS ANECDOTAS Y SECUENCIAS COMO ACONTECIMIENTOS VIVIDOS QUE RASARIO RODRIGUEZ MUÑOZ APODADA LA CHARI, DONDE SE ENCUENTRA PERNOCTANDO Y MAL VIVIENDO EN UN CENTRO DE PERSONAS MAYORES E IMPEDIDAS COMO RESIDENCIA HABITUAL QUE PARA UNOS ES DE PAGO Y PARA OTROS SUBVENCIONADA POR EL ESTADO.

CENTRO QUE SE HUBICA CONCRETAMENTE EN BARGAS, PROVINCIA DE TOLEDO ESPAÑA, CUYO LUGAR SE LLEGO A GANAR EL PRESTIGIOSO RENOMBRE DE (LA CARCEL DE ALCATRAZ) DONDE TODOS SUS INTEGRANTES SIGUEN SUFRIENDO LOS ABUSOS, MALOS TRATOS, VEJACIONES, INSULTOS Y DESMESURADOS EXCESOS DE AUTORIDAD, QUE POR PARTE DE SU DIRECTORA COMO DE LA PSICOLOGA DEL CENTRO EN COMBINACIÓN Y DE MUTUO ACUERDO, TODAS LAS DECISIONES QUE ESTAS DOS DIOSAS DE BARRO LLEVABAN A CABO COMO SI SE TRATARAN DE SIMPATIZANTES Y SEGUIDORAS DE (ADOLFO HITLER) AQUÉL ASESINO CRIMINAL QUE CONSIGUIÓ CAMBIAR EL CURSO DE LA HISTORIA, Y QUE HOY SE CONTINUAN EJERCIENDO SU IMPERIOSA CONTINUIDAD Y LABOR EQUIVOCA, COMO A SU VEZ DESMESURADA, EN CONTRA DE CIERTAS PERSONAS HUMANAS ALGUNAS IMPEDIDAS COMO TAN INDEFENSAS CON DIFERENTES MINUSVALIAS Y OTRAS AVANDONADAS, QUE POR SUMA DESGRACIA, CAEN A MERCED DE DEVASTADORAS INUMANAS, QUE POR SU PROPIA LEY ACTUAN COMO SERES DIABÓLICOS.

Y QUE ES DE PRIORITARIA NECESIDAD LLEGAR A DENUNCIARLOS ANTE LOS OJOS DE LOS DEMÁS, PARA QUE SE LLEGUE A SABER POR TODO EL MUNDO, COMO ES EN ESTE CASO, LOS MALOS TRATOS E INTERVENCIONES MALICIOSAS, QUE UN PAR DE INDESEABLES DESMERECEDORAS DE LA VIDA, CONTINUAN EJERCIENDO LAS LAMENTACIONES DE LOS MÁS NECESITADOS.

Y GRACIAS A OTRAS PERSONAS QUE HAN COLABORADO DE BUENA FE DESISTERESADAMENTE, SOBRE ESTAS HAZAÑAS QUE AQUÍ SE PLASMAN, ANTE UN GRAN ACTO DE VERACIDAD, QUE ANTE MI Y EN MI PROPIO DESEO DE PONER EN CLARO, TODO ABUSO QUE SE EJERCE Y SE CONTINUAN LLEVANDO A CABO NO SOLAMENTE EN ESTE CENTRO DE ATENCION A MAYORES SINO EN OTROS MUCHOS DE NUESTRO ENTORNO Y LUGARES.

QUE ES NECESARIO DESCUBRIRLOS Y SACARLOS A LA LUZ, PARA QUE SE TOMEN LAS MEDIDAS OPORTUNAS POR LAS AUTORIDADES COMPETENTES, SIEMPRE QUE ESTAS ACTUEN DE BUENA JUSTICIA.

CLARO QUE ESTE SERÍA MI DESEO PERO POR DESGRACIA CON GOBERNANTES COMO LOS QUE NOS REDUCEN, NOS ACONDICIONAN, Y NOS OBLIGAN A LA ESCLAVITUD, CON TODAS SUS NEFACTAS INTERVENCIONES SOBRE SU ANCHA MANGA DESEQUILIBRANDO LA BALANZA CONSTANTEMENTE SOBRE LA SUPERVIVENCIA DE LOS MÁS NECESITADOS.

QUE A CADA PASO QUE DAN, ES PARA SACRIFICAR EN MAYOR GRADO LA ESTABILIDAD ECONOMICA COMO DEL ESTADO DE SALUBRIDAD HUMANITARIO ACONDICIONANDO A SU VEZ LA LIBERTAD DE LOS PUEBLOS Y SUS POBLADORES, QUE TODO SE DESARROLLA GRACIAS A LOS NOMBRAMIENTOS A DEDO SOBRE AQUELLOS PERSONAJES MENOS ADECUADOS PARA CUMPLIR CON UNA FUNCIONALIDAD DE RESPETO Y EDUCACIÓN, CARENTES DE TODA RESPONSABILIDAD PROFESIONAL CON EL MENOR GRADO DE HUMANIDAD, VAYA POR ELLOS MI REPULSA Y RECAIGA EL CASTIGO QUE SE MERECEN TODOS AQUELLOS QUE ABUSAN DE PODER, COMO DE LAS

LEYES COMO DE LOS MENOS FAVORECIDOS.

ESTOS HECHOS FUERON VERIDICOS Y SUFRIDOS POR UNA POBRE ANCIANA COMO DE OTROS MUCHOS UBICADOS EN ESTE CENTRO COMO EN OTROS, DONDE LA CONDICIÓN COMO LA CODICIA PRECONCEDIDA A CIERTOS PERSONAJES INÚTILES, QUE SE LES HA OTORGADO ALGÚN POSIBLE PEQUEÑO PODER DESMERECIDO, QUE AUTOMÁTICAMENTE SE TRANSFORMAN EN VERDADEROS DEMONIOS. LLEGANDO A IMPONER SU DESASTROSA PRECONDICIÓN, Y DEMOSTRANDO AL MISMO TIEMPO, QUIEN ES EL QUE MANDA POSEYENDO EN TODO MOMENTO Y DURANTE SU REINADO QUIEN ES EL QUE TIENE LA SARTÉN DE LA MANO Y QUIEN QUITA O OTORGA LO QUE LES VIENE EN GANA.

SOBRE ESTOS ESCRITOS, SE HAN VULNERADO LOS NOMBRE DE LOS HIJOS DE ROSARIO RODRIGUEZ MUÑOZ, LA (CHARI), PARA NO ERIR SUS SENTIMIENTOS Y DEJARLOS EN EL ANONIMATO, EN CAMBIO OTROS NOMBRES DE PERSONAS CARITATIVAS SI SE MUESTRAN PARA QUE SE LES PUEDA JUZGAR POSITIVA COMO NEGATIVAMENTE, SEGÚN SUS INTERVENCIONES LLEVADAS A TAL FIN.



FERNANDO M. CANTOS





ALCATRAZ LA CARCEL DE CHARI



Alcatraz fue un penal de máxima seguridad donde sus condenados terminaban con fecha y hora para cumplir con su sentencia final y poder conseguir su plena libertad quizás en el otro mundo sobre el más allá.

Esta construcción fue construida exclusivamente para estos fines dado el gran aumento de crímenes, robos y de otros excesos imparables que ciertos seres descontrolados ejercían su ambición criminal abusando y arrebatando la propia vida a los que se encontraban a su paso con la más despreciable condición y en contra de toda ley, que nunca aceptaban introduciendo la suya propia sin tener ningún derecho, y no es que se trataran de personas con daños cerebrales psíquicos, eran de una clase especial que su meta era asesinar y seguir asesinando pera conseguir sus fines como lo eran; drogas, alcohol y dinero.

He aquí que el gobierno de los EEUU, llevó a cabo esta edificación para limpiar de sus calles a ciertos energúmenos que de paso pagaran con sus excesos desmesurados para siempre de una vez, llegado el día señalado de su ejecución se cumpliese.

Pero desgraciadamente todavía siguen existiendo hoy en nuestros días de algo parecido a este tipo de penalidades que aquellos que se encuentran sobre ciertos centros de mayores que reciben el nombre de residencias de ancianos que aquellos que carecen de recursos económicos como de familias más allegadas, con mucha suerte algún posiblemente Dios se apiada de ellos.

Con todo esto documentado, no todas estas residencias para ancianos actúan del mismo paralelismo y con el mismo perjuicio, porque se sabe que existen otras muchísimas más, que son verdaderas residencias de mayores con todos los recursos de atención tanto humanitario como de salubridad y sobre todo de una buena y optima manutención así como de comodidades y con toda libertad de movimientos, por supuesto que todo ello gracias a la economía bien llevada como a su vez, de buena contabilidad interna como el aporte de cada paciente en el caso de ser pagano, pero resumiendo que sobre algunos de estos centros, estas personas mayores se encuentran muy a gusto y mucho mejor que si se hallaran en un hotel e incluso con sus propios familiares, cosa que no era el caso de la residencia de la cárcel de Alcatraz, donde la carencia de habitualidad, dejaba mucho que desear.

No era ni es de la misma apariencia sobre este centro donde sus pacientes y enfermos se veían obligados a seguir sufriendo las consecuencias como aquella pobre anciana a la que la llamaban Chari y otros, donde aquellos pobres seres dejados de la mano de la ley de Dios, estaban acondicionados sobre este lugar al que me estoy refiriendo, de la cárcel de Chari, que sobre dicho centro se saltan todo tipo de leyes y normas recurriendo a toda vejación que se les antoja a dicha directora D. Pilar como a su compinche la psicóloga D. Virginia que estas dos de mutuo acuerdo ejercían la ley de la esclavitud con desmesurada mano dura pasando por encima de las reglas establecidas, que obliga a todos los centros que se cumplan a rajatabla, pero sobre este insidioso lugar que se encuentra en una pequeña población llamada Bargas a ocho kilómetros de Toledo, donde estos hechos se vienen desarrollando desde hacía tiempo atrás que gracias a ciertas personas que acuden a diario sobre éste, para tender una mano desinteresadamente a estas pobres y desamparadas almas, que por demasiada desgracia se encuentran solas sin que nadie se acuerden de ellas a pesar de que tuvieron algunos hijos que hoy ya se han olvidado de que existen sus congéneres que una vez los trajeron al mundo, creyendo que están bien atendidos y que ya no necesitan de estos, y es mejor así porque se quitan de encima la carga tan pesada que pesa sobre sus consciencias, que a su vez les produce cierta merma en su propia libertad.

Para eso se les cobraba un porcentaje muy alto de las pagas de su jubilación, sin la más mínima atención en el intercambio de manutención, de salubridad, de higiene, de ayuda al paciente, carente de enfermeras, y sin buena libertad, en una palabra, un penal como otro cualquiera, pero mucho peor porque además algunos de estos enfermos carecen de total movilidad, y es necesario que alguien los acompañe a hacer sus necesidades como en otros casos que alguien les pueda cambiar los pañales que gracias a ciertas almas caritativas que acuden para cubrirles estas necesidades que en dicho centro no siempre aparece de esta ayuda, como obligatoria que es, y se realiza a través de terceras personas como María del Mar Pantoja y como de su hermana que a su vez, les llevan comida en un tape que se lo rifan, porque la comanda de este penal es totalmente indigesto e incomestible y con sabor a todo menos a comida agradable como si se tratara de pura bazofia, que en este centro se cocinaba carente tanto de proteína como de vitaminas.

Y es gracias a estas dos hermanas almas caritativas con un corazón de sublime grandeza, que prestaban sus servicios a los que no se podían valer por sí mismos, y estas se afligían por estos pobres desahuciados desamparados donde apenas aparecía la mano precisa que necesitaban, y era de esta carencia que había calado en el fondo de sus corazones de estas dos hermanas como a otros gentes de buen hacer, que han puesto el grito callado al cielo y se han pronunciado ante mí para que yo redacte sobre estas páginas la desesperación de estas pobres gentes que a cada día vienen sufriendo sobre sus carnes como es el ejemplo de Chari, una mujer ya en la tercera edad que tuvo un marido muy celoso, avaro y egoísta, al frente de un bar restaurante sobre la zona de Bargas donde ella ejercía de cocinera como un empleado más pero sin nómina y sin sueldo y por supuesto sin poder exigir nada y mucho menos coger algún dinero de la caja cosa que esto era como algo prohibitivo, es decir; Chari al frente de su propio negocio pero sin figurar para nada a pesar de que el negocio lo sacaban adelante entre toda la familia sus dos hijos ella y el patriarca de su marido que cuando hacia la caja repartía en sueldos a los hijos que atendían como camareros como cosa obligada porque estaban asegurados como empleados, pero para la esposa, nunca recibía nada ni un pequeño regalo por Navidad de este su esposo. El dinero solo tenía derecho a darle curso en exclusiva para sus gastos y caprichos tal y como así se contemplaba en aquellos tiempos de desmesurado machismo.

Un día en que Chari se levantó con los nervios cruzados, porque su marido llegó a casa de madrugada sin dar explicaciones, se enfrentó a él con todo el derecho que ella tenía y en vez de recibir alguna mentira piadosa, lo que recibió fueron golpes y malos tratos por los celos que este tenía cada vez que Chari atendía a cualquier cliente en la barra para servirle un café.

La policía tuvo que intervenir tras la denuncia que el centro médico impuso por los golpes que esta recibió, y una vez que un juez ante el panorama destapado de que la cocinera del restaurante no estaba en nómina ni cotizaba a la SS, la orden de cierre del local se llevó a cabo de inmediato, quedando sus hijos sin trabajo, y el motivo de este suceso la culpable fue Chari por haber interpuesto la denuncia y a su vez, haber llegado a las manos en contra de su esposo, cosa que no fue así, pero el inquisidor de su esposo fue así como se lo expuso a los hijos de que su madre tuvo la culpa de que este energúmeno, pasara a disposición de la justicia una vez que se celebró el juicio con una condena de veinte meses y un día que tuvo que soportar en una prisión recluido.

Durante todo este tiempo el negocio cerró sus puertas por la falta de atención de la cocinera y porque los hijos no tenían la suficiente capacidad de sacar el negocio adelante, y los clientes habituales que a diario acudían para ocupar una mesa y ser atendidos con buena comida, estos se fueron en busca de otro restaurante para cubrir sus necesidades alimenticias, cosa que el restaurante de Chari, empezó a caer, igual que un lejano día encontró su final el imperio de Roma.

Chari se puso a trabajar en lo que salía como hacer de limpiadora en casas particulares y sin recursos y lo que todavía fue peor, con la repudia de sus hijos y el odio engendrado del machista de su esposo, esta pobre mujer se quedó con el corazón en penuria de sufrimiento al ver que sus dos descendientes varón y hembra, no la miraban, en cambio sí a su padre por ser el sufridor de esta encrucijada, y con mucho más ahínco, cuando entendieron por boca de su padre, que su madre había cometido un desliz con otro hombre, esta fue la gota que llegó a colmar el vaso, tanto para estos sus hijos como para ella que sin comerlo como de digerirlo, empezó a sufrir la peor depresión al verse repudiada por sus propios descendientes, a su vez que su marido juraba que le haría la vida imposible cuando terminara de cumplir su condena, cuando se le notificaba la separación matrimonial que Chari había interpuesto ante las autoridades competentes con el consiguiente fallo de que tanto la vivienda como el negocio del bar restaurante eran bienes gananciales y una parte le pertenecía por lo que de inmediato se tenía que poner a la venta y repartir en partes correspondientes a cada uno.

Transcurrido el tiempo aquél esposo supuestamente engañado que el mismo se llegó a fabricar dicha falacia y a su vez el mismo se la llegó a creer, nunca se detuvo a pensar que él era el que cometía todo tipo de infidelidades cuando llegaba a deshoras gastando el dinero que cogía del negocio en lo que le apetecía sin dar ninguna explicación, pero como él era el hombre y el único que tenía todo el derecho de hacer de su apetencia aquello que le viniera en gana, nunca se miraba la paja sobre su ojo porque para cualquier inquisidor machista, todo lo que llevara a cabo, todo estaba bien visto, y la mujer a trabajar y a callar porque para eso era mujer, y el único derecho que tenía, solo era para ser la esclava de la casa, del negocio y de todo lo que a este se le antojara, todo lo demás era competencia del hombre.

Un complot llevado a cabo por este hombre y sus dos hijos que se trataba de que una vez cumplida su condena y puesto en libertad, era que volverían a iniciar el negocio de restauración pero dejando apartada a la madre fuera de clan familiar como a su vez del negocio, y lo primero que se llevaría por realizar era el divorcio matrimonial, con el agravante de la firma de un notario en que estos hijos a su vez firmaron de que su madre no estaba en condiciones físicas ni mentales y tras la firma de un neurólogo comprado y amigo del marido, a Chari se le declaraba como persona no apta para llevar las tareas de la cocina de dicho restaurante y por los brotes de esquizofrenia que esta sufría, tenía que ser internada en un hospital para enfermos mentales, cosa que fue como se llevó a cabo el comienzo de la desdicha de esta pobre mujer, siendo mal mirada por estos sus dos hijos.

Pero en realidad en dicho centro una vez las pruebas realizadas sobre la posible afección cerebral que esta paciente simbólicamente sufría, no presentaba ninguna anomalía sobre los resultados llevados a cabo sobre la supuesta dicha enfermedad psíquica, y sobre este centro no era posible retenerla por más tiempo solicitando el traslado a una residencia para mayores cosa que ya lo tenían previsto su esposo e hijos y a su vez el testaferro neurólogo que tras su intervención, se ganaba la comida y los cubatas gratis una vez que reabriesen e iniciaran de nuevo dicho negocio. Pero en contra partida, Chari era ingresada en una residencia mista tanto para ciertas personas normales, como para otras impedidas e incluso disminuidas psíquicas con más o menos taras cerebrales, como a su vez tan inocentes como para las que realmente se encontraban cuerdas, todos mezclados en el mismo lugar esquizofrénicos incluso con desdoblamiento de personalidad, como en este caso era el supuesto diagnóstico de esta pobre mujer ya mayor pero por suerte muy cuerda psíquicamente.

Chari mujer repudiada por sus hijos y su esposo, fue cuando al verse sola y desamparada sin libertad implorando al cielo de que Dios se apiadara de ella, fue cuando empezó a salir loca de ansiedad pero sin perder el equilibrio psíquico en ningún momento, pero para su mayor desgracia, allí se encontraba con una directora y una psicóloga, que de antemano fueron alertadas sobre la supuesta enfermedad psíquica de Chari, sin que en realidad su mente estuviera perturbada, solo que dichas todopoderosas que en este centro ostentaban las medallas de mando, siempre estaban muy pendientes de la manifestación que esta llevara a curso sobre su conducta.

Esta pobre indefensa recluida en esta cárcel de Alcatraz como fue nombrada por todos aquellos que tuvieron el infortunio de ser ingresados en este centro equivocado y en contra de la salubridad de cada uno de estos enfermos que no todos lo estaban, pero el complot que tanto la familia de Chari llegó a determinar, y ahora unido a las directrices de este centro, se estaba cumpliendo y cebando sobre esta indefensa pobre mujer, que sin tener toda la culpa y la responsabilidad de todo lo que se le vino encima, parecía que el destino que le había tocado, hizo un giro de ciento ochenta grados enfrentándose en su contra, y era a partir de estos momentos en que esta pobre mujer iba a empezar a sufrir algo parecido a un conjuro que su propia familia le llegó a producir.

Chari al sentirse mucho más sola que nunca abandonada por sus propios hijos, sufriendo las mayores depresiones que cualquier ser humano puede llegar a padecer y aquellas personas que acudían de la calle, siempre se la encontraban en un rincón desconsolada y llorando, cosa que para aquellas dos hermanas almas caritativas que casi a diario acudían a dicha supuesta cárcel, sintieran mayor pena por ella consiguiendo que se ocuparan en mayor medida hacia su penosa convivencia por lo que se llegaron a sentir muy apenadas como si tuvieran alguna responsabilidad de esta mujer y de su desgracia, María del Mar que a su vez trabajaba en un centro hospitalario para personas impedidas, como a su vez su hermana, conocía la manera de cómo conseguir un permiso para sacar a Chari de paseo en horas diurnas y esto le vino de perlas a esta pobre casi indigente, porque nunca llevaba dinero para tomarse un café porque en este centro carcelario donde se hallaba, le requisaban toda la paga de la jubilación que cobraba, y gracias a estas dos personas angelicales, podía saborear de vez en cuando el paladar que tenía un café, cuando en su propio bar hoy ya desheredada de este, en que ella ejercía de cocinera, de limpiadora y a veces de camarera, se los hacía cuando le apetecía.

Pronto a ésta pobre mujer se le podían ver las lágrimas caer de sus ojos por la añoranza sentida, y se daba cuenta de la desgracia en la que había caído, gracias a su ex marido y a sus propios hijos, pero esto no era todo porque cuando era la hora de comer, muy pocas veces se administraba la comanda porque no era admitida como algo de sustento normalizado, siempre se trataba de casi lo mismo, agua cocida con patatas la mayoría podridas y acelgas con un poco de sal y todo a veces casi crudas, es evidente que en este centro el administrador se estaba haciendo de oro porque en la compra del abastecimiento culinario, recurría a todo lo que sobraba del mercado ya casi en mal estado y a veces conseguirlo gratis porque se iban a deshacer de ciertos productos que ya no presentaban buena admiración de compra, pero las facturas a la hora de justificar los gastos, siempre aparecían con los precios de mercado, y que casualidad que dicho administrador era un pobre hombre que figuraba de los que allí se encontraban, bien dirigido por aquellas dos portentosas autoritarias, la directora y la psicóloga que siempre de mutuo acuerdo ejercían la tragedia y se salían de rositas. Y por esta insurgencia Chari siempre entraba en disputa en contra de estas, porque cualquiera se daba cuenta de lo que en su interior se cocía sobre esta residencia como centro de mayores, que en vez de esto, se trataba de un centro de penitencia, pero Chari cuando se manifestaba en contra, siempre salía perdiendo como a todo aquel que lo intentaba que terminaba destituido directamente al hospital para enfermos mentales, y todo esto era porque no había en este centro una habitación de castigo que a pesar de que fue propuesta sobre asuntos internos a la comunidad de Castilla la Mancha, fue denegada porque la ley no permitía una celda de castigo en una residencia de mayores a pesar de que fue muy solicitada por esta pareja de potentosas inconscientes hitlerianas, que hubieran gozado de poder haberlo conseguido, pero por otra parte no les hacía falta porque ellas mismas ya se encargaban de que los que en este centro se manifestaran en contra, pagaran las juderías que estas dos diabólicas justicieras, gozaran de sus maléficas hazañas convertidas a su vez en verdugos.

A través de todas estas vejaciones que se estaban cometiendo, yo recibía a través de llamadas telefónicas que María del Mar con todo detalle me contaba sobre lo que ella observaba en el interior de esta cárcel de Alcatraz. Yo pude conseguir el número del celular que Chari poseía a través de María, que cada vez que yo la llamaba porque ella nunca tenía saldo, cuando le preguntaba de cómo había pasado el día, a está la escuchaba la mayoría de las veces llorando, implorándome que yo hiciera algo para sacarla de allí, porque una de aquellas mañanas que tras esta llegó a discutir con la directora por lo de siempre, sobre el dinero que le desquitaban todos los meses de su nómina por su ingreso, supuestamente era una cifra inferior de lo que ella cobraba, y exigía que le devolvieran el resto, pero se lo cobraban todo sin darle más explicaciones, y por esta protesta, fue arrastrada de los pelos por el suelo. Según las cuentas y lo reflejado en el contrato que Chari recordaba, a ella le tenían que entregar una cifra superior es decir lo que sobraba de la cuantía que tenia de asignación de cuota unos cuatrocientos euros, y el resto hasta los seiscientos cincuenta que era lo que cobraba, le tenían que dejar en su cuenta sin tocarlo unos doscientos cincuenta para que Chari pudiera disponer a su libre albedrio y disfrute, pero estas inquisidoras hallaron la manera de engañar a Chari como de arrebatarle todo lo que cada mensualidad recibía de su paga de jubilación, que solo le dejaban en su cuenta bancaria, cincuenta euros al mes, y no siempre, con esto no le llegaba para comprarse alguna ropa o salir con sus amigas a tomarse algo siempre que no estuviera castigada.

Cada vez que protestaba por lo que le estaban robando, siempre tenía el castigo por condición, con lo cual este centro no era exactamente un centro para personas mayores como aparente cualquier residencia de ancianos, éste lugar además de otras incoherencias era la cueva de Alí Babá, y pobres de aquellos que tuvieran una paga de jubilación o de cualquier índole, que estas ya se buscarían la manera de hacerse íntegramente con ella, pero como mínimo aquí todos se tenían que pagar su mensualidad a excepción de otros que se encontraban carentes de toda economía, y eran admitidos por condición impuesta a través de la subvención que la administración gubernamental concedía. A todo esto como afirmo con puro conocimiento a través de los comunicados de María del Mar que era la que me ponía al corriente de todo lo que en este centro se originaba, y ahora a través de la propia protagonista con la que yo me comunicaba, llegando a entender que este lugar se trataba de una verdadera cárcel que bien puesto el nombre de la cárcel de Alcatraz.

Pero Rosario Rodríguez Muñoz apodada la Chari, no era la única sufridora de todo este complejo inquisidor, de nuevo fue ingresada otra persona que en este caso fue un barón llamado Antonio, que fueron sus propios hijos los que lo llevaron a este centro desconociendo de que se trataba de un lugar donde se llevaban a cabo ciertas torturas como a su vez continuas vejaciones que por desgracia este pobre hombre, llego a sufrir un derrame celebrar quedando casi paralizado por gran parte de su cuerpo, y al no poderlo atender como era debido por sus propios descendientes, optaron por ingresarlo en esta cárcel creyendo que era el más óptimo y porque les venía muy bien por la cercanía de donde estos residían. Las atenciones y obligaciones que este pobre enfermo tenía que recibir, eran de una atención muy especial de continuada observación geriátrica, que consistía en su aseo minucioso de higiene y su manutención casi asistida, por personal con mucha paciencia debidamente autorizado como profesional, por supuesto que fue ingresado en este centro equivocadamente, porque en esta cárcel no existía de este tipo de personal ni de un médico residente como de gente de enfermería o como de atención exclusiva al paciente, pero sí que los ochocientos euros que los hijos tuvieron que depositar para dicha atención mensual eran obligatorios.

Antonio se llamaba este pobre, que a la hora de ingerir su alimentación había que tratarlo con mucho mimo y mucha calma cosa que fue aquella mujer que por todos se afligía María del Mar quien empezó a ocuparse de él como lo hacía con otros desinteresadamente y era ella la que le cambiaba el pañal sin tener ninguna obligación, cuando en realidad debería de ocuparse de ello el personal descrito para este fin que aquí trabajaba con nomina, pero estos alegaban que por orden de la directora, no podrían atender a ningún necesitado más de cinco minutos contados de reloj, y si rebasaban este tiempo impositivo, sus nominas se verían afectadas con cierto descuento de penalización, además que este cometido no era el más agradable de realizar, y en la mayoría de los casos, algunos de estos incapacitados tenían que sufrir las condiciones anómalas de seguir con el pañal puesto todo manchado y empapado de orines y heces, que con solo pasar por su lado, a esta alma caritativa como lo era María del Mar, se le caía el alma al suelo y se ponía a ejercer aquella función que los que si tenían la obligación de hacerlo, pasaban de largo.

Pero a todo esto el gran problema vino, cuando María del Mar como su hermana Magdalena, faltaron un día en acudir a dosificarle la medicación como a su vez, la alimentación que había que hacerlo con mucha paciencia, y a continuación a este pobre señor D. Antonio se le tuvo que trasladar de urgencias al hospital de Toledo para hacerle una traqueotomía en la laringe, porque se estaba asfixiando al atragantarse debido a la mala administración alimenticia que precisaba como atención de personal con suficiente preparación profesional, cosa obligada que en esta cárcel, no existía, y la posible solución que los facultativos dieron como respuesta al problema una vez que llegaron a dejar libre sus vías respiratorias y salvarle la vida, fue que a este indefenso enfermo señor llego a sufrir, era que habría que practicarle una interacción o incisión de apertura sobre el esófago y a través de una cánula como conducto, para poder administrarle directamente al estomado la alimentación preparada y triturada. Automáticamente los hijos de este pobre desgraciado físicamente, se negaron a que su padre siguiera en este centro que, a través de otras gentes, los pusieron al corriente de las anomalías que en este centro se llevaba a cabo, por dichas aquellas dos personas carentes de toda humanidad como eran la directora del propio centro y la psicóloga como compinche donde todo aquello que no se veía, quedaba oculto.

Esta horrible animalia que ésta ocurriendo en este centro para mayores en la provincia de Toledo concretamente a ocho kilómetros en su provincia (Bargas) que es donde se ubica la cárcel de Chari, al mismo tiempo también ésta ocurriendo de forma y manera parecida en otros muchos centros más de este tipo, pero no por esto hay que pluralizar con otros, porque nos consta de que existen otros muchos más de estas residencias para mayores, que son verdaderos hoteles con todos los servicios de sobra y con una atención de geriatría auto suficiente, pero como afirmo no todos los garbanzos de la olla son lo que parece, a veces también se cuela entre estos alguna china, y en Bargas esta china eran dos guijarros de grandes proporciones (valga la redundancia) que se trataban de la propia dirección como de su compinche, y el garbanzo negro de estas era Chari, que se revelaba muy a menudo en contra de estas, porque se daba demasiada cuenta que lo que le quitaban de su cuenta bancaria, la alimentación, las atenciones de salubridad, la ausencia de profesionales de enfermería y geriatría, la abnegación de todo lo que ella precisaba, no estaban a la altura del alto costo del que estas altas jerarquías se estaban mofando con la corrupción bien trazada, como a su vez bien predispuesta, por estas dos posibles diosas de barro, puestas posiblemente en dicho centro a dedo como está ocurriendo en la mayoría de muchos centros oficiales, y como muestra de lo que estoy reafirmando, las pruebas demostradas las podemos ver a diario con las tramas que el gobierno que nos obliga a pasar por donde quiere, donde queda demasiado comprobado toda la basura que acumula dese hace ya bastante tiempo quien lidera el bastón de mando en nuestro pueblo, que siempre se le nombra ministro y se le da el pañuelo a quien no tiene narices ni sabe cómo utilizarlo, pero eso sí a la hora de meter la mano como la pata donde no deben, esto sí que lo saben hacer bien y les sale bordado.

A Chari todo el mundo la quería porque todo el mundo se daba cuenta de lo que estaba acumulando sobre su ya destrozado corazón, con todo tipo de penalidades, que desde lejos, ya se le notaba en su rostro marcado, el sufrimiento por el que estaba atravesando. El dueño y camarero del bar cercano a dicha cárcel donde a Chari la dejaban entrar y sentarse en una mesa para digerir la comanda que Magdalena la hermana de María del Mar le había traído en un tape (comida normal pero muy apetecible) cosa que le negaban a Magdalena introducirla en el interior de dicho centro y con sumo gusto aquél buen seños dueño del bar, se afligía por esta pobre casi indigente, conocedor de lo que estaba ocurriendo sobre dicho centro de nefasta atención, Chari agradecía a éste la agradable estancia que le facilitaban, como el poder llegar a sentarse en una mesa e incluso calentarle la comida en el microondas.

También otra persona le llegó a regalar a ésta un sillón donde pudiera sentarse cómodamente en su habitación en vez de en una silla con tablas de madera en el asiento que era el que tenía destinado, tan incómodo como quien dirigía aquél centro, pero una vez que se lo llevaron de regalo para esta sufridora sobre dicho penal, fue denegada la entrada precisamente, porque iba destinado para Chari, alegando quien se opuso, que este sillón podría estar contaminado de ácaros y de piojos como de otros agentes patógenos, esto demostraba el odio que esta señora directora sentía con un sentimentalismo de repudia, hacia esta pobre indefensa, pero esto no acababa aquí, Chari a menudo echaba en falta alguna ropa nueva sin estrenar que tras ahorrar mes a mes aquellos cincuenta euros que de vez en cuando le dejaban en su cuenta cuando a estas superioras les parecía bien, dicha prenda desaparecía de su ropero sin llegar a aparecer después, es decir que la repulsa y envidia que estas dos insidiosas llevaban a cabo, además tenían la capacidad de ser unas perfectas ladronzuelas. Y la pobre Chari aunque llegara a protestar, no solamente por la ropa desaparecida sino por otras muchas cosas que aquellas dos hermanas se preocupaban con mucho esmero y gusto por esta pobre mujer que también echaba en falta entre otras cosas, un delicioso perfume del cual Chari lo tenía en predilección como si de una reliquia se tratara.

Entre otras cosas Chari llego a encargar una máquina para poder hacer deporte en todo su tiempo libre, que de la misma manera fue rechazada la entrada sin permitir su acceso a este recóndito lugar llegando a perder la entrada exigida para el envío, tras estar ahorrando tiempo indefinido para poder conseguirlo, pero la cosa no acababa aquí, la señora Virginia como psicóloga de dicho centro, ya se encargaba de producirle a esta pobre anciana doble sufrimiento del que ya estaba inmersa, recordándole a cada paso que ésta daba, que ninguno de sus hijos ni de su ex marido la querían y que además la odiaban a muerte. Traducidas estas últimas frases en el idioma del sentimentalismo, eran palabras que esta misma psicóloga sentía sobre la persona de Chari, y todo esta repudia que tanto esta como la directora del centro tenían en contra de esta pobre indigente, se encontraba localizada por la motivación de que Chari siempre estaba exigiendo lo que realmente se merecía, pero lo que recibía por boca de esta Hitleriana prepotente insumisa diosa, era que lo mejor que podría hacer era terminar de una vez suicidándose, palabras malignas que este diabólico ser sabía dónde podía hacer más daño, y la pobre Chari no encontraba consuelo y solo podía lamentarse de estar viva y llorar siempre contantemente, porque era el único consuelo que encontraba cuando se deslizaban sus lágrimas a cada momento por su rostro. Todas estas vejaciones intencionadas me las contaba personalmente cuando yo la llamaba por teléfono, cosa que después me lo confirmaba aquella mujer que siempre estaba más cerca de ella que se trataba de María del Mar.

Yo no sé si existirá alguna justicia por ahí arriba que creo que si existe, y también creo que se llega a manifestar en su justa medida, enviando a cada cual lo que se merece, y estoy seguro de que a estas diosas diabólicas de barro como a otros muchos que se exceden de sus cometidos y abusan de los más necesitados, todos estos consiguen encontrar la olma de su zapato antes o después cuando menos se lo esperan, es como el cartero que antes o después llega sin avisar con las buenas o las malas noticias, pero siempre llega, en cambio para Chari por algún motivo o por otro, siempre le llegaba todo lo peor y lo malo, que estas dos personajes de negro corazón y colmadas de maldad, se encargaban de hacerle la vida sumida en un constante sufrimiento, y a su vez intervenir en su intimidad con sus cosas como era fotos cartas muñecas y de otros enseres que tenía en su habitación, que de vez en cuando se los encontraba por el suelo y manchados como su fueran pisoteados, y estas hazañas solo las originaba alguien que ya he mencionado barias veces, que solo se podrían tratar de personas diabólicas.

Pero ocurrió algo tan deplorable como a su vez lo que constantemente ya era de costumbre en aquella cárcel, que Chari tuvo que soportar por uno de estos que se encontraban en dicho centro como recluido, que en una ocasión llegó a introducirse en su habitación a deshoras con la intención de conseguir violarla, cosa que esta se pudo librar de este acosador con gritos y una vez esclarecido dicho suceso, la propia psicóloga como a la vez la directora del malévolo centro, absorbieron a dicho delincuente con su clara intención, llegando estas a culpar a Chari de lo sucedido con insinuaciones de que fuese ella quien llego a provocar aquella situación, cosa que cuando yo la llamé esta me comunico lo sucedido, y yo le aconsejé que puesto que tenía un teléfono celular, la próxima vez que llegara a sufrir un nuevo ataque de cualquier índole, llamara a la policía cosa que ella no quería recurrir a esto porque sabía que dicha intervención llegaría a causar un escándalo y ya fue advertida de antemano por estas diosas, de que se abstuviera de hacerlo porque después iba a sufrir en mayor proporción el castigo que estas le iban a imponer, además que tampoco podría llegar a hacer la pertinente llamada porque no tenía saldo en la tarjeta de prepago de telefonía.

Apenas llegaron a pasar unos seis días, cuando dicho energúmeno violador, al cruzarse con ella por un pasillo, le llegó a originar varios golpes sobre el rostro y el vientre quedando tendida sobre el suelo inconsciente y siendo ayudada por otras personas como empleadas de dicho centro a recuperarse y estas mismas le aconsejaron que llamara a la policía, cosa que así se llegó a realizar por una de aquellas empleadas, llegó la policía a presentarse en dicho lugar y hacer las debidas interrogaciones tanto a Chari como al que la llegó a golpear, a su vez a la directora que ésta en su manifiesto todavía llegó a defender al autor del asalto, y culpando a Chari porque aludía que ella lo provocaba, la policía llego a desestimar la afirmación que ésta llego a manifestar, y calificando aquella agresión como un hecho criminal, e indicando a Chari que acudiera a un centro de urgencias de la sanidad pública para que se le hiciese un reconocimiento, y a la vez a la comisaría de policía para denunciar los desmesurados acontecimientos que ésta pobre indefensa llegó a sufrir, como algo obligado cuando sucede algún tipo de vejaciones, insultos y agresiones a cualquier persona sobre la violencia de género, pero Chari no llegó a poner la denuncia que la propia policía le aconsejo llevar a cabo, por miedo a las represarías que estas súper prodigiosas del reino de la maldad, llegaran a recurrir después en su contra como así fue.

Cuando Chari me contó lo sucedido a la noche cuando yo la llamé, llegué a enfadarme bastante porque esta pobre indigente me preocupaba bastante, de que le estuvieran sucediendo estas agresiones precisamente en un centro residencial, para aquellas personas menos agraciadas por el sistema social, donde por norma y ley, estas residencias para la atención de personas mayores como inválidas, tienen que estar a la atención de cualquier persona que entra en su interior además de pagar la cuantía fijada según sus ingresos que siempre es un porcentaje inferior de lo que consiguen cobrar, y en el caso de no recibir ninguna ayuda económica, es por ley de el propio sistema ya implantado, que ha de hacerse cargo de sus gastos, pero sobre el caso que estaba ocurriendo con la pobre Chari, yo no podía admitir lo que a esta abandonada mujer le estaba ocurriendo, porque la consideraba como si fuera alguien de mi familia o casi como si de mi madre se tratara.

Chari debido a la falta de atención y de recursos humanos de los que carecía y viéndose abandonada por los suyos, encontró en mí a alguien que la aconsejaba y le hacía caso o al menos me preocupaba por lo que le estaba sucediendo, y me llegaba a decir que hiciese todo lo que pudiera para sacar de aquella cárcel donde se sentía totalmente acobardada e indefensa por dos monstruos que ahora se sumaba otro como era aquél personaje con intenciones de violador recurriendo a la propia violencia, que le estaban haciendo sufrir ahora en mayor cuantía. Era por esta causa por lo que ella se maldecía a sí misma como a su vez, a ciertas personas descorazonadas que carecían de sentimientos, pero esta no llegó a acudir a denunciar lo sucedido cosa que yo le llegue a recalcar que hiciese con cierta insistencia, pero quizás por cobardía o por lo que ésta pobre ya predestinada lo que le podía llegar a reportar si denunciaba los hechos.

Las malignas hazañas continuaron su camino como era de continuada actuación con barias espinas venenosas sobre el fuero de estas supe poderosas anómalas personas, que más tarde se tomarían la revancha por el hecho de que la policía llego a intervenir sobre dicho centro y esperando a posibles reivindicaciones que Chari llegara a interponer como denuncia ante el cuerpo superior de policía.

María del Mar íntima amiga además de cómplice de aquellas vejaciones que Chari les aguantaba a este par de células de mal agüero, también se llegó a enfadar con ella por negarse a denunciar lo ocurrido cosa que hubiera sido la solución para ésta, sobre el poder de quedar libre de aquellos malos tratos que tan a menudo estaba padeciendo, ésta su más íntima amiga y consejera a su vez, estuvo un tiempo sin acudir a visitarla cosa que entre ella y yo, teníamos buena comunicación siempre en defensa de la pobre anciana para poder ayudarla en todo momento, yo a María del Mar ya le hice algún comentario de que me iba a poner a escribir sobre estos malos tratos como las vejaciones que Chari estaba sufriendo, y llegar a denunciarlos en cualquier periódico o diario del lugar ante su propio director, como cartas al director para que se difundiera lo que ocurría en dicha cárcel de Alcatraz, cosa que llegué a enviar a un prestigioso diario como era (La Tribuna de Toledo) bajo mi propio nombre de autor y escritor, pero al parecer el director de este periódico, no llegó implicarse ni a difundirlo por los criterios que este considerara o tal vez porque no quiso verse involucrado ante esta protesta, para que posibles autoridades del sistema pudieran tomar cartas en el asunto y quedar este diario en entre dicho, el caso de esta mi intervención, no llegó a transcender como cosa que yo deseaba, para salvar a Chari de aquella opresión y al menos que la pudieran trasladar a otro centro donde estuviese mejor acondicionado y la comanda fuera de mejor calidad y que su dirección fuera mucho más humana que la que existía en este centro de mayores que más que eso, se trataba de un centro carcelario.

Ocurrió algo inesperado que Chari llego a mal interpretar cuando le envié una de mis fotos que me llego a pedir y empezó a alardear de mi ante todo el mundo incluso ante estas todo poderosas, interponiéndome como su abogado y defensor e incluso algo más que yo no podía admitir, como llego a suceder con su amiga María del Mar que yo era el hombre que ella necesitaba y que quería estar con migo, cuando María me llamo me empezó a pedirme explicaciones sobre posibles relaciones que yo tenía con Chari, cosa que me llegó a molestar bastante y le pude explicar que para mi Chari yo la consideraba como a alguien de mi familia como si para mi fuera mi abuela o algo parecido pero nunca como la persona idónea para unir mi vida a ella, cosa que yo nunca le llegué a exponer a esta ninguna decisión por mi parte sobre lo referido, María del Mar sobre el respecto me contestaba que se extrañaba de que un hombre como yo, pudiera estar sujeto a una relación con Chari, pero por otra parte esta estaba demasiado ilusionada con migo y tenía que aclararle a nuestra anfitriona de que yo no estaba interesado por ella en ese aspecto cosa que era verdad, porque yo tenía mi vida ya comprometida, a su vez María intervendría sobre el plano con la única intención de ayudar sobre la causa para que Chari llegara a desmoronarse sobre el castillo de arena que se había forjado y me olvidara, haciéndose pasar por mi amante ante Chari como una relación que ya teníamos compartiendo desde hacía cierto tiempo.

Esta decisión solo sirvió para que Chari se sintiera celosa y que María del Mar lo que quería era quitarle la pareja que tenía conseguida que en este caso se trataba de mí, cosa que yo empecé a pensar un poco sobre este embrollo, y lo mejor que podría hacer era romper con esta supuesta relación que por una parte María del Mar estaba llevando a cabo la decadencia o caída de lo que no era posible por mi parte.

Unos días después María del Mar me llamaba con insistencia barias veces que yo le conteste una vez llegue a ver sus llamadas perdidas, cuando descolgó el teléfono escuche su voz con lloros porque había sucedido que a Chari la habían trasladado a un hospital para enfermos mentales o (manicomio) siendo recluida en régimen cerrado sin notificaciones y sin poder recibir ninguna visita, esta lo primero que hizo fue trasladarse a dicho centro sobre la capital para interesarse por esta, y la única explicación que le dieron fue que por orden de sus familiares no se diera ninguna información a nadie ni se le dejara entrar a dicho centro como a visitarla, realmente esto no podría ser cierto porque sus hijos nunca se llegaron a preocupar por su madre, y mucho menos llegar a intervenir sobre ésta decisión, porque María del Mar por el hecho de que ella trabajaba de enfermera en un geriátrico con turno de noche, conocía a otras enfermeras como en este caso a una de las que estaban trabajando en dicho centro psiquiátrico, a la que llego a preguntar sobre Chari y pudo saber de qué a esta la habían ingresado con un ataque de ansiedad, pero al parecer nada serio, pero el informe que esta amiga de María del Mar llego después a visualizar sobre el estado y motivación de su ingreso, era de carácter reservado y en vigilia, por recomendación de D. Virginia la psicóloga del centro de personas mayores de Bargas, y por su propia decisión, había que recurrir a un chequeo cerebral incluyendo un mes de recuperación en cualquier caso a pesar de que los resultados de dichos análisis fueran negativos.

He aquí hasta donde llegaba el nefasto sistema autoritario de estas maléficas todo poderosas, que finalmente se tomaron la revancha en contra de la ya sufrida pobre indigente Chari, que para mí entendimiento esto que se llegó a llevar a cabo como todos los anteriores acontecimientos sufridos por esta pobre anciana, se trataban de hechos criminales con prevaricación y alevosía, y estoy seguro de que quien siembra odio y comete abusos de este calibre, tarde o menos tarde tiene que pagar por ellos.

María del Mar y yo, seguíamos en contacto a través del teléfono para comunicarme sobre los acontecimientos que se llegaron a producir, como el seguimiento que Chari estaba soportando, y tras varios días que pasaron, María me había conseguido una línea privada y clave telefónica de dicho centro para que yo haciéndome pasar por un familiar de nuestra protagonista, pueda poder hablar con ella, que tras varios intentos durante tres días dedicado a querer conseguirlo, por fin y tras dar muchas explicaciones e inventándome un nombre falso, pude hablar con Chari que llegue a darme cuenta de que se encontraba desencajada y con la mente bastante fuera de sí misma, tal vez se encontraba sedada o le habían hecho algún lavado de cerebro cosa habitual cuando un paciente se presenta con un cuadro muy recomendado de padecer ataques con alta violencia, era evidente que algo no aceptable le estaban produciendo en su fuero de humanidad, lo único que pude escuchar de ella fue; (mira lo que han hecho de mi estas...). Yo llegué a seguir hablando otras veces después, pero Chari ya no era la misma, quizás la medicación que le administraban que podría ser la causa por lo que esta pobre indefensa se encontraba totalmente confundida e insegura y fuera de sí.

Yo por otra parte ya tenía mi propia decisión tomada porque sabía que Chari ni estaba loca como vulgarmente se dice, e iba a esperar a que le dieran el alta y pudiera salir libre de este (psiquiátrico), para volver de nuevo a su antigua cárcel como fue lo que ocurrió, que tras barias semanas de pruebas, análisis, y encefalogramas, el director responsable de este centro neuronal, no podía seguir reteniendo a Chari en este (manicomio) después de los resultados finales negativos sobre su cerebro sin anomalías psíquicas halladas, y por propio protocolo tuvo que dejarla marchar con el alta debajo del brazo sin llegar a contemplar los consejos de terceros profesionales de que tenía que seguir ingresada según el criterio de alguna psicóloga de la que ya sabemos, que ya no tenía ninguna validez ni relevancia con respecto en contra de la propia decisión del responsable de dicho centro.

Yo con María del Mar seguía en contacto porque ella me animaba a que pudiéramos hacer algo por denunciar todas aquellas anomalías y vejaciones que Chari estaba atravesando y las llamadas con María ya eran de continuidad, donde empecé a darme cuenta que muchas veces ya no nombrábamos a Chari para nada, y seguidamente comprendí que María del Mar, se sentía algo interesada por mí, cosa que a mí no me disgustaba sino todo lo contrario, porque ésta era una mujer que encajaba mucho con mi manera de pensar y además era muy honesta y de muy buen ver, creo que María del Mar sí que hubiera sido una buena elección para mi persona, pero ya mi decisión estaba tomada y quería salir de toda esta parafernalia sobre todo con la confusión que Chari se había formado sobre mí, cuando me llegue a enterar de que entre esta y María del Mar, habían llegado a discutir por mí y por los celos infundados de Chari, yo no quise seguir sobre este juego que estaba tocando una música que no era real, todo era ficticio en consonancia sobre lo referido, como era comenzar a mantener cualquier posible relación con ninguna de ellas, yo llegue a llamar a Chari y comunicarle que me tenía que ausentar por motivos de trabajo a una empresa que se encontraba en una isla bastante alejada, donde la comunicación telefónica no llegaba por no existir cobertura, y que en el momento que pudiera ya tendría noticias de mí, esto yo sabía que era un jarro de agua fría para ella, pero yo no podía seguirle el juego porque para mí Chari, era una buena amiga como si de mi madre se tratara, pero nada chocante con el amor porque yo no sentía estos sentimientos sobre ella y además de que a mi Chari no me gustaba ni encajaba con mi forma de ser, además existía una cierta diferencia entre ambos que no estaban a mi acorde.

María del Mar y yo seguimos conservando nuestra amistad nacida a través de Chari y continuando hablándonos por teléfono e intentando hacer planes para conocernos y hablar con fines serios para formarnos como unos buenos amigos, pero ocurrió otra desavenencia cuando le comunique mi correo electrónico y ella se puso a investigar sobre aquellas otras personas que te envían mensajes posiblemente por dedicarme a escribir sin llegar a conocerlas, por la única razón de que yo como aficionado a escribir textos o mini relatos, barias personas me enviaban sus solicitudes a través de las redes sociales, enviando relatos o simplemente sus historias para que yo les diera forma, cosa que yo estaba centrado con escribir aquellos relatos verídicos que a Chari le estaban afectando, María del Mar tras indagar sobre algunos de mis correos, llego a mosquearse de que yo tenía demasiadas novias y que me consideraba un Don Juan como un marino donde en cada puerto tiene a una siempre predispuesta, a pesar de que yo intenté convencerla, María del Mar, no quiso continuar con lo que estaba naciendo entre nosotros con aquella tan atractiva amistad que no llegó a trascender, y esto fue debido a que María con otra anterior pareja que tuvo unos años antes de conocernos, el motivo de la ruptura fue precisamente, por las infidelidades con quien compartía su vida, le llegó a producir tal desencanto, que ahora por la misma causa ésta se hizo un juicio erróneo con respecto a mí, y dejamos de hacer sueños de altos vuelos y lo que pudo ser muy altivo, también se vino abajo.

Esta es la historia verdadera que llegó a existir en un lugar de la Mancha concretamente en Bargas (Toledo) donde quiso irrumpir el amor por parte de una pobre anciana llamada Rosario Rodríguez Muñoz que se llegó a fabricar ciertos sueños inconscientes, con alguien que no encajaba en su tonalidad física, y por otra parte donde a su vez también pudo prevalecer otra historia de amor con María del Mar, pero también se llegó a truncar porque al parecer el destino que todo lo interviene, en estos casos en que las flechas de Cupido no van dirigidas a su blanco y no se llega a producir la realidad de lo que a veces puede ser e incluso se llega a desear con firme anhelo, terminan dejando el recuerdo como si de una huella se tratara sobre un camino virtual, pero existen otras cosas que no podemos llegar a entender ni saber, y tenemos que quedarnos como la mona vestida de seda, bien presentada y compuesta como dispuesta pero sin pareja con lo que a veces esto mismo les ha llegado a pasar a mucha gente y como algún humorista que alguna vez llego a expresarse, de que cuando se celebraba una boda, siempre acudía la misma mujer a la iglesia y se sentaba justo detrás de los novios y cuando el sacerdote se pronunciaba ante la novia de que si aceptaba por esposo al hombre que la acompañaba, esta que estaba detrás se levantaba del aposento y levantando la voz exclamaba; (Y si no lo quiere ella para mí).

Estas son cosas del amor que llega cuando menos te lo esperas, pero nunca cando uno quiere y mucho menos cuando alguien se lo inventa como fue el caso de Chari.

El tiempo puso tierra de por medio cuando a través de la Hermana de María del Mar, Magdalena me llamaba a través del teléfono para ponerme al corriente de lo que había sucedido, yo no esperaba ya nada de aquellas historias que no se llegaron a difundir porque llegué a dar carpetazo sobre el asunto de aquellos amoríos sin fundamento, pero llegó a informarme de que Chari al final llego a entenderse con aquél truhán que un tiempo atrás, llego a pretenderla entrando en su dormitorio y que días después la llegó a agredir violentamente propinándole malos tratos, ahora estaban los dos bien acaramelados sobre aquél lugar de penitencia que todavía seguía su curso en contra de las normas establecidas por la propia constitución. Y que de la misma manera su hermana María, también se alejó de hacer las visitas sobre aquella cárcel, porque llego a conseguir aprobar las oposiciones para entrar a trabajar sobre un centro hospitalario sobre otra cuidad, con mejores perspectivas y con un sueldo más elevado, cosa que de todo lo anterior que había ocurrido sobre aquella cárcel de Alcatraz y de sus diabólicas gobernantas, ya habían quedado en saco roto para estas todopoderosas, pero que continuaban dichas intervenciones maquiavélicas sobre dicho centro, solo que ahora se estaba controlando con estrecha vigilancia por parte de las autoridades con mayor seguimiento, debido a que fueron barias denuncias las que se presentaron precisamente por aquellas condiciones anómalas que en este centro existían, y la administración no tuvo más remedio que poner cartas sobre el asunto y vigilar con mayor atención sobre la fama que ya estaba cobrando aquél desafortunado lugar.

Magdalena me estuvo poniendo al corriente sobre los últimos sucesos que llegaron a acontecerse sobre la persona de aquella pobre anciana y de cómo había llevado a cabo el intento de quitarse la vida, tras haber sido de nuevo sometida sobre aquél manicomio durante otra temporada por consejo de D. Virginia la psicóloga de aquél antro, que a su vez el director de aquél hospital para enfermos mentales cursaba una circular ante el consejo de la administración competente, exponiendo que existían ciertas anomalías sobre la doble intencionalidad de dicha psicóloga, por el envío documentado con aquella pobre mujer incluida cada unos quince días, y sobre sus analíticas como de sus encefalogramas periódicos, se demostraba que esta paciente D. Rosario Rodríguez Muñoz, no presentaba ningún cuadro de doble personalidad como de otras anomalías encefálicas que se tuvieran que perseguir en hallar algunos brotes de esquizofrenia, y este comprendía que a aquella pobre indefensa, se le estaba provocando constantemente vejaciones de este tipo como a su vez cuando esta intento quitarse la vida que tras un minucioso examen e interrogatorio, este profesional se llegó a percatar de que la gran anomalía que padecía esta paciente, estaba ubicada sobre esta maligna profesional D. Virginia como a su vez, la directora de dicha residencia, y fue que a partir de dicho momento las cosas sobre aquella cárcel de Alcatraz, empezaron a cambiar, sobre todo para estas dos diosas de barro que se les llegó a subir demasiado alto su pedestal de inconsciencia.

Magdalena seguía contándome que había aprobado las oposiciones para entrar a trabajar en una entidad bancaria pero el único inconveniente se trataba que la plaza a ocupar era en la cuidad en la que yo residía, y me comentaba que no conocía nada de ésta ciudad, y puesto que yo era aquí donde vivía, me pedía si yo podría ayudarla a salir del paso y enseñarle ciertos lugares de aquí como a su vez encontrarle un lugar no muy caro para pernoctar, no había ningún inconveniente a la hora de encontrar una habitación compartida con otras compañeras estudiantes como un hostal no muy caro como a su vez un pequeño apartamento. Una vez que hizo acto de presencia sobre este lugar, la acompañe a barios lugares donde se anunciaban ciertos alquileres que yo había previsto, y al final optó por quedarse sobre un apartamento no muy costoso, al final me dio las gracias invitándome a una comida y a condición de que me abriese una cuenta en su entidad bancaria donde ella iba a comenzar su trabajo, de esta manera aportando un nuevo cliente era una buena ventaja que le podría reportar algún posible reconocimiento de profesionalidad, de todos modos a mi me daba igual tener una nueva cuenta bancaria, durante la comanda me estuvo comentando que conocía a un compañero de estudios que también vivía sobre la provincia de esta ciudad, pero que no tenia medios para contactar con él porque no recordaba donde había anotado sus señas como su número del teléfono, y me pedía que intentara dar con este, pero solo conocía su nombre y posible apellido que no estaba muy segura. Para mí no suponía ninguna excepción intentar dar con Pocholo que era como lo llamaban, y el mejor lugar para dar con este, era en las discotecas de algunos pueblos cosa que era bastante improbable buscar una tras otra y preguntar, pero un par de semanas más tarde, Magdalena me comunicaba que lo había encontrado aquí en esta ciudad el Sábado pasado cuando entró en un pub y él estaba allí.


Continue reading this ebook at Smashwords.
Download this book for your ebook reader.
(Pages 1-22 show above.)